Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Saunas y jacuzzis


Ayer conté que habiamos estado el sabado en el spa. Decia que me habia estado acordando de cuando iba a la peineta y nos metiamos en el jacuzzi, o las saunas que nos dabamos en el gym. O de caldea. Y de cuando fuimos al de las dos torres.

Mis primeros contactos con lo que viene a ser un spa o algo asi fue en la peineta. En el gimnasio de la peineta teniamos una sauna, dos, no tres jacuzzis y una piscina termal. Cuando iba con Luci y con su madre, después de entrenar una o dos veces a la semana nos metíamos en la sauna, en la piscina y en el jacuzzi. Recuerdo que la piscina era una piscina de agua fria para el contraste después de la sauna. Y que habia varios jacuzzis. Molaba un montón. Era una costumbre bastante chula, además que estaba muy bien… o lo recuerdo asi (aun no habia cambiado mi vision critica en estos aspectos). Ademas, como estaba con mi amigüita Luci… pues mejor recuerdo aun. Qué a gustito saliamos.

El mejor contacto con los balnearios fue en Caldea, en Andorra. Fui con mis padres y con mi hermana, que aprovechamos también para ir a ver el pueblo en el que había nacido mi padre. Bueno, decir pueblo es mucho decir, dejó de existir hace años, y estuvimos en el lugar en el que nació mi padre, en un cuartel en medio de las montañas de los pirirneos. Y… joder, esta derruidisimo. Pero bueno, no era eso de lo que estaba hablando, estaba hablando del balneario. Fuimos tres o cuatro días y teniamos pases de 4 horas y si te quedabas a comer te regalaban otra hora más. La verdad es que ese balneario era la releche, ya volveré con mi chico. Tenia un monton de piscinas con chorros, con jacuzzis varios, piscinas termales… las saunas, los baños turcos enormes y con especias, los circuitos con hielos, los baños romanos de contraste, circuitos de corrientes… Y lo que más me gustó fue que uno de los jacuzzis estaba al aire libre… tu metido en el jacuzzi relajandote al aire libre.. mientras ves las montañas de los Pirineos nevadas. Una pasada. Y nada de frío. Una pasada. Me encantó. Además… jajaja, jajaja, jajaja, ligué con unos militares. Tres chavales que estaban en la academia, que estaban ahi de finde libre. En los baños romanos, que no se atrevian a meterse en la de 14º y yo estaba ahi sentada “tan tranquila”. Y empezamos a hablar… después con que era fisio, que si iban buscando uno… que si eso venian al hotel y tal ¬¬. Pero he de decir una cosa, en mi contra, pero no habia pillado eso de “buscando fisio, si eso te llamamos luego y nos pasamos por tu hotel”, hasta ahora que lo acabo de escribir. Y estaba en 2º de carrera, que ya se supone que no era tan inocente… Al final no nos vimos, aunque me llamaron, y estando en Madrid durante un par de años me llamaban de vez en cuando si venian a Madrid o algo, pero al final nunca les volví a ver.

Después… cuando me cambié al gym de Cronos, dos veces a la semana después de los combats, me metía a la sauna, y fue ahí donde empecé a hablar con mis nenas del gym . Y de esta fase ya comenté, que empezó siendo para mi, para relajarme un poquito, eliminar toxinas (la verdad me venia muy bien), para la espalda y tal… y ahi empecé a hablar con ellas y se empezó a convertir en parte del entrenamiento, ya era parte de la rutina del gimnasio, entrabamos con el “hoy toca saunaaaaaaa”. Era nuestra sesión de marujeo, y a veces… teníamos unas conversaciones… que ya conté. Hablabamos de los monitores hasta puntos exagerados… jajaja. Vamos, que el calor de la sauna afectaba también a las conversaciones… jajaja.

Y ya este año, con mi chico. Me trajeron los reyes en casa de mi hermana un par de circuitos termales en el balneario que hay en las torres , y nos fuimos los dos. Era bastante pequeñito, pero las vistas eran increibles. Teniamos tumbonas, la piscinita de los jacuzzis, sauna y jacuzzi. Lo mejor de ahi fueron las vistas. Pero este ya lo conté en su dia.

Joder, en el gimnasio tengo sauna y hace que no entro… desde que trabajo, en hortaleza no me he metido nunca… asi qeu calcula. Lo que me dí cuenta es que ya casi no aguantaba nada en la sauna. Y el baño turco directamente es que me da un poquito de cosa y con la humedad no aguanto y me pongo malisima. En cambio en Caldea si que me gustaba. Claro que en caldea tenia un monton de esencias y no tantisima humedad y condensacion.
Lo que cambia mucho tambien es el haber estudiado y trabajado en sitios parecidos. Jajaja. Ya no se disfruta igual. De todas formas a ver si ahora consigo volver a tener más tiempo para mi y me puedo meter a la sauna de vez en cuando. :D

Escriba un comentario