Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Relacionándome 15 – I – 2011


Al final ayer no quedé con nadie, cené en el burguer nuevo, fui a la playa a ver como estaba por la noche… y la verdad es que es una maravilla. Me encanta sentarme en la playa, y “hablar” con ella. Desahogarme… pensar en todo… y por primera vez no tenía nada en que pensar, nada en concreto que me quiebre la cabeza.
Ya en casa me puse a ver Bleach y me dieron… unas horas.

Y hoy… playa. Aunque había más gente, claro, sábado.. me he dado el bañito de turno y me he ido a comer… y eso si que estaba hasta el culo. No había ni mesas, ni sitio en la barra ni nada. He pillado un sitio en la barra, pero han tardado un montón en atenderme y en sacar mi plato. He vuelto a la playa a descansar un ratillo jugando a la DS y después el súper paseo de turno. Hoy ha sido más largo… y es que al igual que anoche, ya no tenía nada que pensar, ni nada, así que me he puesto a recordar lo que hacía de pequeña, la gente del colegio…

Para cenar he quedado con mi prima y con Juan Méndez, hemos estado en la pizzería Daniel y después hemos pasado a casa de Chorrinca y Zulaica, que la han dejado mu chula, aunque están como nosotros… con lo básico y si me apuro ya no les veo sin ser padres… jajaja.

Mientras cenábamos los tres hemos estado con un momentazo marujones… como decía Juan “señoras que se cruzan la chaqueta para decir algo importante”. Así estábamos los tres… jaja. El tema de siempre que hay “novedades”, más cotilleos, la boda…
Y luego con Chorri y Zulaica,… nosotros nos “reíamos” de lo ilusa de mi prima que aún no han empezado la obra y los “pero cómo va a ser tanto” y los “dónde pongo esto” y los “no, no, no, los muebles que hay ninguno, ya pondré yo…” y nosotros “no seas tontaaaaa, déjalos, ya los iras retirando, que sino te vas a tener que sentar en cajas…” jaja. Aunque bueno, también es cierto que yo creo que ella si que podrá permitirse más, porque va a pasar por algo que nosotros no, se va a casar y de ahí va a sacar dinerillo y como la casa y el ajuar lo tiene…

Me he dado cuenta de una cosa… que hemos cambiado, hemos crecido, ahora hablamos de bodas, de niños y de cotilleos. Ya no hablamos de los que nos gustan, o de las locuras que hemos hecho…

Escriba un comentario