Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Casi nada nuevo 16 – I – 2011


¡Cómo me gustan las vacaciones en las que pasa el día y no tienes nada nuevo que contar! Eso es que estas haciendo lo que hay que hacer en las vacaciones: NADA.

Pues… es que salvo el final, y de casualidad, el día de hoy ha sido más de lo mismo: dormir hasta una hora “razonable” (razonable para mí es una barbaridad de tarde para cualquier persona, incluso a los que les gusta levantarse tarde… jajaja), prepararme la comida (aunque hoy me ha costado un poco más, porque he ido al piso viejo a hacerme unos sanwich… y definitivamente lo que había en la nevera y se había congelado… se había estropeado, pensaba que se había salvado, pero al cogerlo… me he dado cuenta que daba asquito. [Acabo de ver que no lo conté, pero es que después de comprar unas cositas las dejé en la nevera y al día siguiente fui a prepararme la comida… abro la nevera y está todo congelado, los huevos y los tomates literalmente botaban… si, los tiraba al suelo y rebotaban. Resulta que estaba al 7, cuando tiene que estar en el 2 o como mucho en el 3… así que lo bajé, pero ya la comida se había congelado y al descongelarse se estropearon algunas cosas, otras pensé que se salvaban, pero hoy he comprobado que no])

A lo que iba, que el día de hoy ha sido más de lo mismo, levantarme tarde. Playa y más playa. Aunque hoy ha sido un día muy bueno de playa, después de bañarme me he quedado en bikini tomando el sol… Lo malo es que a media tarde ha ido una mujer con cuatro o cinco niños y aunque tenían toda la playa para ponerse… se han puesto a 4 metros de mí y encima la tía se me pone a fumar, que ya me he tenido que quejar, que tiene cojones, la playa entera y se ponen a molestar. He estado un rato más, pero me han puesto de los nervios, maleducados, gritones, pesados y la otra con el humo, que me he tenido que cambiar de sitio.
Cuando se me ha pasado el cabreo me he ido a dar el súper súper paseo. Que otra vez no tenía nada que pensar más que no tenía que pensar y lo guay que era no tener nada que pensar y que la crónica del día sea igual que la del anterior… que eso era bueno.

Había quedado con mi prima para ir a su casa a cambiarnos las fotos. He aprovechado que vive puerta con puerta con sus abuelos y sus tíos, así que he pasado a saludar a los abuelos: me he entretenido, he pasado a saludar a los tíos, que ahí me he cruzado con mi prima warringa Mara, que se iba a ensayar lo de la comparsa de carnaval (que el año pasado les pillé en el ensayo general de todas las comparsas, este año no los pillo :( ) y me he entretenido un montón con sus padres. Por fin he pasado a ver a mi prima a cambiarnos las fotos, y la he convencido para ir a ver cómo ensayaba la otra, a oírlas cantar… así que hemos ido a verla.


La verdad es que está un montón de chulo, y lo vive. Me mola como lo viven y lo que más me mola es la interpretación que hacen. Son una de sólo chicas, y un chico… que bueno, más que chico, vale, es chica también. Y tenían una canción en plan “que ligo un montón, que me queda la ropa de maravilla… que todas quieren ser mis amigas porque soy guay” (dicho de una forma más salada, claro) y ahí la interpretación es bestial.
O una al vestido de chuletas de lady gaga.

Y una a zapatitos

Pero, a pesar de eso, la que más me ha gustado ha sido una que hablan de Lepe, de “mi pueblo es lo mejor del mundo y mato a quien se meta con él”… que me ha llegado, que tiene monte y tiene mar, que tiene marismas, que la gente es lo mejor, que estoy orgullosa de mi pueblo”… que me han puesto los pelos de punta y todo. En esa como decía el “jefe” vais a tirar el teatro. Que hablaban de la Bella y hasta me ha apetecido pasarme por la ermita después.

Las he soltado y he probado a cenar lo que quedaba en la nevera, pero lo he tenido que tirar y al final comprarme comida. Después me he pasado por el centro comercial a tomarme un helado mientras miraba en internet con el wifi que tienen allí. Y cuando han cerrado… me he ido a la playa que se va llenando la luna y ya se han ido los domingueros. Se estaba increíble. No me he tenido que poner ni el abrigo y he dado un pedazo de paseo por la playa a la luz de la luna… una maravilla, de verdad es que intentar definir estas cosas es dejarlas mal.
Aunque después me ha dado un poco de mal rollo un coche que se ha parado cerca (que bueno, por la tarde que ya había empezado a anochecer lo mismo, que ha llegado una barca… que me he acojonado y todo montandome la película que era contrabando y que me iban a dar un tiro por estar por allí… jajaja. Ya he dicho que no tenía nada que pensar…) y como me ha rayado el coche, pues me he ido. Aunque… se estaba tan bien que he vuelto un poco a quitarme el mal rollo que me había entrado.

Cuando estaba volviendo me ha dado por ir a la ermita, que me he acordado de la canción de mi prima… y en el cruce de la ermita, el terrón (que he pasado esta tarde a ver si estaba el de las ostras, pero no había nadie) y la playa de nueva umbría con el puente… me he preguntado cómo se vería el puente de noche con la luna, que seguro que no había nadie. Pero mientras iba por el caminito iba pensando “niña, necesitas adrenalina, esto no es muy normal, ni la playa de noche, ni volver después, pero esto ya es demasiado… toma tu dosis de adrenalina, porque mal rollo da un rato”. A medida que iba avanzando eso se iba poniendo más oscuro… y al llegar al puente había un coche así que me he dado la vuelta echando leches, seguro que era uno pescando, pero me ha dado un mal rollo… me he dado la vuelta y me he pasado por la ermita, me he bajado ahí a acercarme a la capillita, al parquecito de enfrente, apoyarme en los olivos y las higueras y a ver las ruinas y ya me he ido a casa.

Me quedan nada más que dos noches…. Y… me siento mal por estar tan a gusto aquí sola sin mi chico, pero es que… se está tan bien. Le echo de menos, sobre todo por las noches, meterme en una cama vacía. Pero por el día… hacer lo que me da la gana, sin tener que convencer a nadie de que se quede en la playa, de un paseo de dos horas (que porque ya no, pero para el año que viene, quiero irme al final del brazo de mar andando, pero creo que es mejor en semana santa, que no anochece tan pronto [creo que ahora se me haría de noche por el camino… así a ojo serán como 3 horas ida y 3 horas vuelta.. que igual no llega a 2 y 2.. pero como anochece mu pronto te pilla por el camino y te mueres…] y en verano con lo que pega el sol te puedes morir de una insolación… pero eso es algo que quiero hacer algún día, que nunca lo he hecho. De las pocas cosas que puedo decir por aquí “No lo he hecho nunca”, y eso es algo que puedo hacer “fácilmente”.

Mañana quiero quitarme los recaditos que me quedan, hacer la maleta, recogerlo todo… para dejarme el martes entero para hacer lo que me de la santa gana, no preocuparme de recoger ni de recados ni de nada. Además, mañana he quedado con mis primas para ir a cenar y después ver el ensayo de mi primo y del padre (siempre lo explico, pero lo digo así, porque el padre también es primo… y el abuelo también es primo… de hecho, es que mis primas son mis sobrinas y los que son padres son los primos, por eso no los puedo llamar tios, porque son primos, pero los abuelos… también los llamo primos… son primos de mi padre, por lo que serán mis tíos nosecuantos… un jaleo, todos son primos, así que los de mi edad son primos, y si tengo que hablar de los padres o abuelos pues los llamo padres o abuelos de mis primos. :P ) que ellos cantan en la misma comparsa este año y ensayan mañana, así que los veo ensayar a todos, igual que el año pasado, pero mejor, porque las oigo todas y sin aglomeraciones de gente, sin humo (bueno, eso ya aunque fuera en el bar :D :D:D:D:D) y sentadita cómodamente… con algo de frío porque en el local tienen un frío que pa que, pero bueno… los veo más a gusto.

Joder, que esto se acaba, me quedan dos días de playa… y “medio” porque antes de irme a Madrid quiero pasarme por la playa un ratillo a despedirme y si me puedo dar un bañito de despedida… jajaja.

Yo quiero quedarme, siempre me pasa lo mismo. Nunca quiero irme a Madrid, cada vez me cuesta más. Las últimas veces había sido diferente, una estaba deseando irme porque estaba realmente mal, ya dije que le cogí un poco de tiricia a como me sentí y ni la playa me tranquilizaba, pero eso ya lo he superado…. Y la última vez, este verano… tampoco era yo como para poder sentir. Las dos últimas, por motivos diferentes, no era yo, no podía pensar, no podía sentir, no tenía nada dentro, mi alma estaba rota y mi cuerpo estaba saturado… pero ahora que tengo el alma pega con frizo y mi cuerpo vuelve a sentir… me cuesta, me cuesta, me cuesta y me cuesta. Soy muy feliz aquí. Y es algo que ya sabía y siempre lo confirmo, en el caso que lo mío con mi chico se acabara… sólo podría sobrevivir aquí. Aquí no necesito hablar con nadie, ver a nadie… no es cosa del trabajo, trabajo y salgo y sigo teniendo la playa… tengo el horizonte, tengo el aire y me tengo a mí, eso aquí me llena, pero en Madrid no tengo nada de eso, no tengo horizonte, ni aire, ni vida… ni me tengo a mí, tengo a mi chico, que es lo que me llena…

En fin… que me voy a dormir, que son las 3.30 y mañana quiero “madrugar” para hacer unos recaditos. :D :D:D

Escriba un comentario