Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Atorada


Así es como me siento en este momento.
No sabria decir por qué, pero hace unos días que duermo sin descansar, sólo consigo descansar cuando duermo por la mañana, las últimas horas… justo cuando deberia ya estar levantada y tengo la lucha interna de “deberia levantarme, pero no puedo, ahora es el único momento en el que descanso”.
Me siento… no se, quiza sea la “astenia primaveral” esa o que no he descansado desde el reciclaje…

Es una ñoñada, pero lo de la multa me sentó como un puto tiro y empezó en mi cabeza una serie de agobios innecesarios que soy incapaz de sacar, agobios que si, siempre han estado ahi y que cada vez son más y más, pero que tampoco me llegaban a preocupar hasta el punto que me preocupan ahora. ¿Será que mi cuerpo está sintiendo que hace un año desde que el año pasado empecé la caída que me costo tantisimos meses salir? Según se va acercando la fecha me voy a ir sintiendo peor? voy a tener que pasar por ese trauma todos los años? es algo con lo que no voy a poder. Nisiquiera se cómo pude salir la primera.
No puedo soportar ni dejar que me vuelva a pasar otra vez, no puedo dejarme pasar por eso. Las cosas son ahora muy diferentes, aunque mi cuerpo sigue pagando las consecuencias y la ansiedad.

Hoy… hemos ido a comer a casa de mis padres y he hecho algo, que me han entrado unas ganas horrorosas de llorar, que aún no se me han quitado. En esta semana no me tocaba tener ganas de llorar porque si, pero ya han sido tres días.

Hay que ser fuerte Coyote. Eso ya pasó, ¿vale?. Pasa de tu cuerpo. Pasa de la ansiedad que te quiere comer sin motivo. Por lo que sea en un mes estarás en la playa de tu tierra. Recuerda cómo estabas la última vez que estuviste allí, hace solo unos meses. Lo tranquila que estabas, sin nada que pensar. No podías ponerte triste ni a posta. La época del agobio de estar vivo se pasó. El que ni la playa pudiera calmarte se pasó. Recuerda eso. Sólo eso. No como lo pasaste el año pasado cuando estuviste alli. Recuerda enero. Tu playa. Eso es, pequeña.

(Dios, a veces me doy verdadero miedo escribiendo, no sé quién me posee los dedos y escribe ciertas cosas. No soy consciente de lo que escribo y cuando lo leo digo..”madreeeee” pero si tengo un blog es para recordar después estas cosas, esas cosas que después se olvidan, si algo dentro de mi me ha hecho escribir esto, aunque no lo entienda, por algo sera, tendre que sacarlo… Freud se pondria las botas con mi “ello”, pero creo que no vuelvo a necesitar más que dejarle escribir de vez en cuando…. )

Escriba un comentario