Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Excursión al metro :D


Hoy necesitaba estar acompañada… y la persona más cercana capaz de acompañarme… estaba currando… en el metro, así que… hice algo que siempre me reía al pensarlo… meterte en el metro cuando te aburres o hace frío y ponerte a dar vueltas. Pues eso es exactamente lo que he hecho hoy: meterme en el metro a dar vueltas cuando hace “frío-lluvia” porque me “aburria”.

Antes de nada: MUCHISIMAS GRACIAS.

Necesitaba distraerme, y me ha molado… Joder, es que me estoy pensando lo de cambiar el entrenar antes de currar por darme una vuelta en metro antes de currar… XDXD (y lo que me jodia, y me seguiría jodiendo, si tengo que ir al curro en metro XDXD) supongo que el hecho de poder colarme delante de los seguratas… ir en la cabina de conductor… y ver las vias como en la montaña rusa… aunque sin loopings y algo mas lento…

La verdad es que sali como una niña chica… aunque cuando de pequeños nos llevaron de excursión al metro (fue a las cocheras, no recuerdo que nos metieran en la cabina y tal) me dieron una gorra, una camiseta y un juego… Aunque de aquí me llevo la compañía y el haber pasado un rato que apuntaba a estar agobiada, me lo he pasado riendome. :D

Del curro de metrero… Sólo tengo que decir que mola. Viven como dios, cobran una pasta…. Voy a narrar el trabajo visto desde un visitante:
” El mamonazo entra… se sienta en una sala con sus compañeros a tocarse los cojones un rato… como he llegado yo, en vez de tocarse los cojones en la sala, está fuera charlando conmigo… 20 minutos después de entrar a trabajar, le toca moverse… Pasa una tarjeta y entra al tren. da 1 2 3 4 5 o 6 botones… se quita la chaqueta, da al botón del pito y a dos botones mas. Y se pone a hablar. El tren solito, llega a la estación se para… y el “trabajador” da a un botón (o dos… pero OJOOOOOOO si hay puertas al otro lado gira a una ruleta y tiene que dar otros dos botones). Pita, cierra… botón… Y a hablar. Y así sucesivamente… Hasta que llega al final, sale… pasa la tarjeta, firma un papel… y ¡¡¡a descansar!!! [tócate los cojones mari loli... descansar de que????] pues si, media hora de descanso. Que aprovechamos para salir a tomar el aire. Después de bajar, otro rato esperando (que porque estaba yo, sino… pues sentado tocándose las naricillas) y después… tarjeta – botones – hablar. Hasta el final. Y así sucesivamente. ”
Esto viéndolo un día con cuatro clases, dos horas de agua, más clases a niños fuera del agua, horas de sos… Que si fuera en un día de rascarme la barriga…
Pero mola… porque puedes estar acompañado… y se te pasa el día de trabajo sin darte cuenta. Es cierto que estás encerrado, y como estés rayado… te mueres… Pero…. mola.

En resumen: me encantó la visita al metro. ¡¡Y no tuve que pagar por la excursión o pedir permiso firmado a mis padres!!! No me tuve que preocupar por con quién me sentaba en el bus… Además fue una visita privada. Y con una persona chu-chu-chuli… XDXD
¡¡GRACIAS Bambi!!!

Escriba un comentario