Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Último del año


Creo que este será el último post que escriba este año. Me gustaría escribir más, pero no creo que me de tiempo, de hecho escribo esto desde la cama quitándome tiempo de dormir, que mañana madrugo y estoy destrozada, pero quería escribir una vez más, que al final, por falta de tiempo sigo escribiendo menos de lo que me gustaría y con muchas cosas pendientes (tengo aún de agosto…) pero este mes ha sido bastante complicado, me lo he pasado currando mañanas y tardes todos los días y terminando tan cansada que no podía con nada. Me cuesta creer que las próximas dos semanas trabajaré 3 días y libro 4 y después trabajo 2 y libro 5… cuando si cuento 9 días libres hacia atrás… (sueltos, claro, seguidos desde agosto)creo que… sería por septiembre… (uno o dos días libres al mes… echamos cuentas…)

Pero no quiero que mi último post del año venga con escusas y lloriqueos.
Siempre digo que no quiero caer en resúmenes y siempre caigo.
Todos los años son difíciles, y… parece que cada año la cosa se complica un poco más, vienen más problemas, más complicaciones, más enfermedades, las cosas empeoran hasta el punto que crees que no van a salir adelante… y a veces no salen, otras sin saber cómo sales. El cansancio, los imprevistos, el dolor, el miedo, las cosas que no salen como deberían, las ilusiones rotas…
Siempre hay cosas negativas. O muy negativas. Pero no es eso con lo que hay que quedarse, te tienes que quedar con lo que aprendes o lo que te refuerza. O con el dolor que has sentido, hay que sentirlo todo. No puede ser todo bueno: hay cosas malas y hay que pasarlas, sentirlas, llorarlas, odiarlas, enfadarse… HAY que hacerlo, no hay que guardarlo y decir que todo es maravilloso. El pasarlo mal y las cosas malas son parte de la vida y siemplemente son. Y respecto a esto, tengo que decir que tengo cierto presentimiento que el 2012 va a ser mucho peor en esto, que este año soy capaz de escribir que ha habido cosas malas sin que se me salten las lágrimas… y creo que lo que traerá 2012 no hará que pueda escribir sin lágrimas… aunque… OJALÁ pueda hacerlo… porque mis sospechas no se hayan cumplido, espero eso y no escribir el año que viene que no sabía lo mal que estaría al hacer el balance.

Pero claro, las cosas buenas también han pasado. Y son las que me hacen sonreír al recordarlo. Y espero que el año que viene, aunque llore con las malas, también pueda seguir sonriendo con las buenas.
Este es el primer año que he pasado entero viviendo con mi niño. Y eso es algo genial.
Sigo con trabajo, que viendo como esta todo ahi fuera… es más de lo que muchos pueden decir, así que aunque esté agotada… en realidad no me quejo porque tengo trabajo. Y un trabajo que lloriquee lo que lloriquee… me encanta dar clases.
En este año he caido en las redes sociales… aunque reconozco que he encontrado (reencontrado mejor dicho) gente que hacen que realmente haya merecido la pena y que hacen que solo me arrepienta de una cosa: no haberlo hecho antes. No sé dónde ha estado este tiempo… pero… ha sido una enorme y buenísima sorpresa encontrarnos… y conectar tantísimo en tan poco, que se haya hecho tan importante en tan poco. GRACIAS.
En este año he estado con una amiga de vacaciones… he estado en la boda de mi prima… por fin.
La familia ha crecido, llegaron los gemelos y también un gato nuevo.

No ha sido el mejor año, pero tampoco ha sido del todo mal año, por lo que… si ha sido tranquilo y sin demasiados sobresaltos es que ha sido bueno, hemos salido y eso es positivo. La verdad es que me costaría mucho poner un titular a este año… de hecho llevo un buen rato pensando (y unos días) y no se me ocurre nada, quizá el reencuentro sea lo más reciente y significativo que quiera recordar… O el completar un año entero viviendo con mi niño… (aunque no ha sido el año que hemos empezado a vivir juntos… ha sido el que hemos convivido del 1 de enero al 31 de diciembre). Porque otra cosa de este año no quiero recordar como el año que… O bueno, “el primer año que mi san roque de lepe jugó la copa del rey contra un primera” (y he dicho el primer año, no el único).
A ver qué trae el 12, además de unos juegos olímpicos.

A todas las personas que han estado este año (bueno y malo), gracias. Cada experiencia es un tesoro. GRACIAS.

Escriba un comentario