Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Diferencia entre jaquecosos y no jaquecosos


Sigo sin contar mi experiencia de la operación… o la misteriosa aventura de una chica que se fue sola a pasar el finde fuera y acabó drogada y con las tripas rajadas… (oye, es cierto, no??)
Pero voy a contar algo de lo que me ha pasado a raíz de eso… o más que pasado, una reflexión. Es algo que siempre he pensado pero es que me lo confirmaron al 30000000% en el hospital, un sitio en el que pensé que la diferencia no sería tal.

Pongamos una situación:
Paciente postoperada de apendicitis con una jaqueca horrorosa que hasta se saltan las lágrimas.

Enfermera no jaquecosa:
<< Lo que tu te sueles tomar no lo hay en el hospital, esto es lo que hay, si quieres lo tomas, sino pues nada así te quedas >> Y sale por la puerta. Y no vuelve. No viene médico.

Novio no jaquecoso:
Al pedirle un masajito en el cuello / cabeza para aliviar un poco la tensión… Lo hace, pero con cara de fastidio.

Auxiliar jaquecosa:
<< Ay, espera, ahora vienen las enfermeras pero mientras, te ayudo a moverte, te traigo una gasita para que la puedas mojar y te la pongas fresquita y si te pones así verás como estás mejor >> Y cada media hora entrando a ver cómo iba, que si me cambiaba la gasa, que si se me pasaba, que las enfermeras estaban avisadas, apagaba la luz, cuando necesitaba encenderla lo hacía con una linterna o corría la cortina…

Hermana jaquecosa:
Trae mil bolsas de hielo, con semillas y olor, pulverizador, se levantaba a cambiarlo a ponerlo en la ventana, nada más verme un masaje en la cabeza, ayudarme a poner presión y tracción y preocupadísima en que estuviera siempre frío.

Enfermera con hija jaquecosa:
Explica por qué no me puede dar el medicamento que me suelo tomar (postoperatorio puede provocar obstrucción intestinal), me da un consejo para cuando me empiece a doler la cabeza que le dijo el neurólogo a su hija; preocupada preguntando que tal, hacía las cosas con una linterna para no encender la luz, dejaba abierta la puerta del baño para que no me molestara la luz del pasillo… se preocupaba…

Es alucinante la diferencia entre unos y otros, cómo comprender qué es lo que se siente y lo que se pasa es capaz de cambiar la manera de tratar. Si no lo entiendes, “vah, duele la cabeza!” o saber lo realmente incapacitante que es, y que no es un simple dolor de cabeza.

  1. Finde fuera:drogada, rajada… -> operación!! | Alucina Vecina Dice,

    =]MARKED AS SPAM BY SLIDE2COMMENT[=
    [...] hecho iba a venir Tony, pero le dije que no viniera, que no podía). Ahí fue cuando lo que dije de la diferencia entre la gente que sabe lo que es tener y padecer una jaqueca y los que no. Cené por el hambre que tenía, no tenía ni fuerzas ni ganas. La jaqueca era de las peores. Esa [...]

Escriba un comentario