Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Boda: i survided!!!


Ayer tuve una boda… y.. HE SOBREVIVIDO!!!!!! No solo por el ir a una boda… sino a los tacones… y me lo pusieron difícil con el suelo empedrado… ¡¡CONSERVO TODOS MIS DIENTES!!
Dos semanas seguidas que me voy a disfrazar… una (ayer) de persona, la semana que viene será más de lo mío… de Yoruichi seguramente… SE ACERCA EL JAPAN WEEKEND!!!!
Sin que sirva de precedente, he dedecir que no estuvo mal la boda… bueno, más que la boda, el fin de semana ha estado fenomenal.
La boda fue en Piedralaves, un pueblo de ávila al que habíamos ido un par de veces a bañarme en el río.
Allí es tradición la.. ¿rondalla? (no recuerdo y por no buscar en google o en las fotos, lo pongo como me acuerdo) que es que van con una banda de música a buscar al novio, a la novia y paseando a la iglesia y luego les cantan jotas personalizadas. La verdad es que me pareció curioso y ver como los amigos se las cantaban…
La boda… pues como siempre, desde fuera, observando el panorama.
Antes de prepararme… había estado como los ricos… en el hotel, tenían piscina cubierta pero acristalada, que daba a las montañas… y con spa… Para mí sola, como una rica… de ahí a la tumbona al sol y mirar las montañas… me faltaba la pamela enorme y el daiquiri o algo de eso.
(Ojo, que yo me tuve que disfrazar sola, ni peluqueria, ni hermanas ni nadie que me peine o maquille SOSSSSS)
El banquete… más de lo mismo de bodas. La música… igual de lamentable, aunque me sorprendió mucho ver que estuviera tan animada, la pista siempre llena. Se notaba que casi la mitad de los invitados eran amigos y gente joven, eso se nota, que cantaban, animaban, tuvieron detalles muy buenos… y horteradas también (lo de la liga, la corbata, los “que se besen”…)


Al irnos de la boda… volver al hotel, y volver a bañarme de noche en la piscinita, después tumbarme a ver las estrellas… Una maravilla. Me quedaría ahí siempre… XDXD
y hoy… a la charca a bañarme, a tirarme de la piedra… más tranquilo que en verano, aunque un grupo de excursión insoportables, pero bueno… la verdad es que fenomenal. Perderme en medio de los árboles, río, montaña y piedras ayuda a hacer más llevadero el volver al curro…


y la semana que viene… JAPAAAAAAAAAAANNNNN

Escriba un comentario