Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

7 noviembre de 2015… sin ti.


7 de noviembre de 2015.
Hoy es el día en el que cumplías 75 años. En el que los cumpliriías. En el que los cumples. Porque, aunque no estés, seguiremos celebrando el 7 de noviembre como un día especial, porque ese es el día en el que naciste. Y aunque no estás, estuviste, y eso no va a cambiar, no lo podemos celebrar contigo, pero si en tu honor. Si podemos alegrarnos de que tal día como hoy en 1940 en medio de los Pirineos, naciera el hombre más maravilloso y al que más quiero. Aunque no estés aquí para tirarte de las orejas o para darte un beso. Estás dentro de nosotras, dentro de todos los que te queremos. Por lo que el 7 de noviembre también es mi cumpleaños.
Llevo un mes escribiendo sobre ti, escribiendo lo que me enseñaste, lo mucho que te quiero, lo mucho que te admiro, lo genial que eras… y aunque estoy lejos de decir todo lo que sentía, lo que siento, lo que significas… estoy lejos y nunca lo conseguiré. Pero.. también creo que no es sano para mi que siga escribiéndolo en cada fecha, Te tengo dentro. Estás a salvo en mí.
Todos lo saben. Te quiero. Te echo de menos.
Pero no puedo derrumbarme más. Y quedan fechas difíciles en las que volveré a escribir. Han venido todas tan seguidas… que…
En este mes no hemos tenido tregua, ni la vamos a tener próximamente, y cuando nos queramos empezar a reponer, vendrán las fechas horribles. Y después podremos aprender a seguir adelante, a acostumbrarnos y tener un poco de normalidad.
Celebraré todos los 7 de noviembre que viva, porque siempre será el día en el que mi padre nació, si no hubiera pasado yo no estaría aquí.
No quiero pensar que a partir de ahora, lo tendré que celebrar sin ti. Los 7 de noviembre como cada día, cada fiesta, cada fecha… Y… te juro que no quiero. Que hay días malos, días peores y días que se llevan. Y hoy… es que quiero abrazarte… es que hoy quiero besarte… es que hoy quiero celebrarlo contigo.. Es que hoy quiero ser esa niña pequeña, hoy mi parte irracional se niega a que no estés… es que quiero que hoy estés… pero no quiero que sólo estés como vas a estar, “dentro, muy dentro” hoy te voy a echar aún más de menos.
Querría escribir algo especial, algo bonito… hacerte un regalo más… pero ahora mismo no puedo. No se si mañana podré sacar algo para regalarte. Se que aunque no te haga ese regalo, sabes que dentro de mi te deseo lo mejor en tu nuevo estado, que disfrutes, ya no tienes límite, ya puedes hacerlo todo, sin límite, sin tiempo, sin nada… Ahora todos los días van a ser felices para tí, así que no necesitas que te diga “feliz cumpleaños” porque ya eres feliz siempre. Pero si que voy a desearlo, para nosotros, para los que si estamos aquí, y si lo celebramos, que si nos va a costar un poco más que sea feliz.
Soñé contigo que me decías “feliz noviembre y feliz Navidad”. Y por tí tenemos que hacerlo.
Y mañana también hay otro cumpleaños en la casa.
Nuska cumple dos años con nosotros. No es el día que nació, pero si el día que renació. El día que encontró un hogar y una familia.
Fue un regalo para tí, una compañera para ti. Y te tomo el relevo con ella de compañera. No se va a quedar sola. Para ella también deseo un feliz cumpleaños.
Recuerdo la cara que pusiste cuando la viste entrar, asustadísima… pero como llorabas de emoción. Ella también tiene que celebrar hoy su cumpleaños…y le va a tocar sufrir los tirones de orejas de los dos.
Se que ella tampoco me acompañará todos los de noviembre que me queden. Pero con ella tengo unos cuantos más. Ella recibirá físicamente tus besos, para que cuando vaya al arco iris contigo, te los vaya adelantando.
Te quiero papá.
SIEMPRE PAPÁ

Escriba un comentario