Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

trufas


Hace la tira de años que no como estos manjares… creo que la última fue en la inauguración de la exposición de pintura de los alumnos de mi padre en el centro cultural Buero Vallejo… el año… ni me acuerdo… pero aun me quedaban años para dejar de usar el horror que me puse ayer (aunque si por ponérmelo voy a recuperar cosas de cuando la llevaba… pues me la voy a tener… se empiezan por unas trufas… y a saber con qué puedo acabar… aunque no con lo que deseo…)
¡¡Que ilusión me ha hecho volverte a ver Sara Bravo!!!
Porque esta niña, es una de esas personas que pasas años sin ver, sin hablar… pero cuando la ves… sabes que hay un cariño enorme aunque pasen los años… ver cómo ha sufrido también por lo de mi padre, y desde el corazón… detalles que se ven… y que no se ven. Es una niña realmente agradecida y que le lleva en el corazón también.
Y… no sólo a mi padre. Puedo decir que creo que es a la única persona del cole a la que he pasado por donde se que trabajaba sólo a verla, aunque hayan sido dos veces en la tira de años.
Es una de esas personas a las que quieres y sigues llevando dentro aunque pasen los años y no haya relación. Y eso realmente mola.
Podría escribir mucho mas pero tengo que estudiar y no me quiero poner tierna.
Y las trufas que hace su mami… son ÉPICAS. No las he probado mejores. Son un verdadero clásico en la memoria. Y hoy… en el paladar… (no se si ponerme la falda del cole para comerlas XDXD)
No hay jaqueca que pueda con el deseo de comerlas. Porque lo reconozco, he robado dos… Pero en este caso, el pecado no es robar, el pecado sería no robarlas.

ÑAAAAAAAAAAAAAAMMMMMM

Escriba un comentario