Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

estoy retard


Los LUNES malvados existen…
Olvidarme las zapatillas de ciclo… y que mis compis solo tengan de 3 números más o 3 números menos… Emoticono cry
Después el mp4 rayandose… saltando la mitad de la sesión porque le apetece.. en el momentazo se para…
Y la bici sonando…
Todo un desproposito…
Y luego al volver a casa lucecita en el coche… menos mal que era solo el liquido (aunque lo miré cuando volví de Lepe y me pareció que estaba bien… debo estar cegata)
Y por no hablar de los 20 minutos en el cajero para pagar recibo de mi madre, que al final me dicen que tururú…
Menos mal que en un ratito se acaba el lunes.. XDXD

Y esto dentro de una semana “a tope”…
empezando por el sábado que voy a currar… a las 10.30 como iba siempre, y recibo un was a las 10.25 mientras daba vueltas para aparcar diciendo “te he visto en el coche, no tenias clase a las 10.00???” y contestar que no, que a .30 que es sábado. Llegar, y ver que era a las 10.15… que estaban todos esperando… Que hace meses que cambió la hora, pero yo no me había enterado… menos mal que son comprensivos..
Después no saber si irme, si quedarme.. porque no había caído en preguntar si me tenía que quedar en la sala (como tampoco se me ocurrió comprobar las horas de las clases…) cosas que hago SIEMPRE… menos ese sábado…

O… el jueves (después de ese lunes malvado) terminar el stretching, bajar a recepción, hablar, salir con mis compañeros, fichar, entrar al parkin, coger el coche… y en la glorieta acordarme que me quedaba una clase más!!!!!! y volver a ver si habia alguien… que no había nadie… y si hubiera estado seguramente no me hubiera ido, porque habría subido a preguntar a recepción y me lo hubiera recordado… Pero.. ¿¿¿se puede estar más retard??? Volvía muerta de la risa… pero preocupada en el fondo… no es normal… Porque de ahí salí a casa de mi madre a por el portátil que me habia dejado (como todos los días)… y llegar a mi casa sin él…

El cabreo que llevaba con el precio del maratón y que me hubieran quitado mi plaza de párkin pudo influir en el despiste… Pero vamos, semana on fire…

Escriba un comentario