Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Ángeles en la tierra


Hay personas que son Ángeles… y que tienen un aura y un brillo que las hace únicas.
Hoy por fin he conocido a una persona a la que admiro desde hace mucho. No, no es famosa, pero vale mucho más. Ella, además de Peluja Noa tienen mucho que ver (todo) con que mi Nuska pudiera llegar a dormir en mi sofá… pero no sólo mi Nu-chan… otros muchos muchos muchos muchos peluditos más.
A Pepa no la conocía… pero me crucé con una mujer con un aura especial… y SUPE que era ella. Su aura blanca y brillante me lo dejó claro sin conocerla. (Sólo había visto alguna foto lejana… de una mujer rubia…)
Me ha resultado casi increíble que se acordara de Nuska… y dice que nos habíamos cruzado y ya había mirado a la perra pensando que podia ser ella… afortunadamente Nuska estuvo poco… no pensaba ni que Pepa la conociera… y mucho menos reconocerla años después sin saber que estaría por allí… es algo increíble. Se acordaba perfectamente de la historia de Nuska y lo que pasaron con ella…
GRACIAS por hacer lo que otros no nos atrevemos.(no es sólo “poder”). Yo siempre digo que cuando me toque el euromillon montare una prote en Lepe… pero eso es fácil… otros lo hacen sin que les haya tocado nada… poniendo lo poco que tienen… y si eso no es para admirar… no se que es lo que se puede admirar de alguien. Hay que ser muy valiente, muy noble.
No es sólo quedarte con el gato o el perro que te encuentras… que eso lo podemos hacer muchos… es que los animales te buscan… y no poder negarse a ellos. Hipotecarlo todo por ayudar…
Yo hablo de Pepa, porque es la que me ha tocado más de cerca. Pero por suerte hay más como ella. Que sin apenas ayudas salvan vidas. Nos regalan amigos. Porque los amigos no se compran.
Claro que esto es una cadena, sin familias que adoptan y no compran no tendrían salida… pero dar a los peludos la vida que se merecen… es la parte fácil. Los peludos nos dan el trabajo hecho. Quererles es fácil. Lo difícil es parar en una carretera, meter a un animal aterrorizado o maltratado en tu casa, curarle físicamente…y darle la confianza para que curarle mentalmente en casa sea fácil. O trabajar tanto con ellos para que sea posible.
La feria estaba llena de animales que aún no han encontrado su hogar. Me siento estúpida llorando cuando voy a estos sitios. Me mata que seres tan puros e inocentes estén en esa situación. Pero eso de nuevo es fácil. Es fácil sacar la cartera y comprar pulseras,pegatinas o donar comida o correas… es facil decir “los quiero” desde casa. Desde solo dos gatos y un perro. Pero se que ellos encuentran su hogar y su momento. Todos los bichos que he tenido me han encontrado. Y ellos lo harán. Y el próximo bicho que tenga… me encontrará.

8 de octubre de 2017

Escriba un comentario