Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Archive de la Categoria ‘cuando era una miko’

Interesante de nuestros patrocinadores

Friends en la tele!

Sep-18-2017 By coyote

Me encanta encender la tele… y volver a ver friends!!!!
Para mi una de las mejores (si no la mejor) sitcom de la historia. Hace ya muchos años que terminó… pero los que crecimos con ella seguimos con alguna de las bromas o referencias… Y tantos años después… vuelven a recurrir a ella… Y sigue siendo buenísima… Aunque sorprende ver la ropa y los peinados (¿¿¿tanto Hace???)
Los jóvenes que no conocían esto veneraban a Ccavm…pero se quedarán sin argumentos con esta.
Esta serie es un clásico de la historia de la tv… Y me encanta volver a verla una vez mas (la he vistomillones de veces… la tengo completa en DVD y otras mil…. en Netflix…)
Que buena elección haberla recuperado en neox!!!

¡FELICES FIESTAS DE SAN ROQUE (Y LA BELLA) A MI GENTE!!
por primera vez en toda mi vida no estoy allí… No crezcáis.. ¡¡es una trampa!!
Se que es una chorrada… pero estar a 700 km de mi gente en fiestas… no escuchar este año al de la tómbola el Rocío… me pone MUY PERO QUE MUY ñoña. No soy de fiestas, gente, luces, ruido… pero MIS Bellas… eso son palabras a parte, aunque solo sea por el valor sentimental y recuerdos. Duele no estar. No pensé que fuera a ser así… pero lo es.

En casi 33 años no he fallado. Es cierto que cada vez eran menos y que los últimos años solo íbamos a dar la vuelta “por cumplir” y a la media hora a casa. Pero también en los últimos años se había convertido en las únicas ocasiones en las que podíamos juntarnos con Juan y con Sara… unos pocos años antes, pasaron a ser las únicas ocasiones en las que nos volvíamos a juntar todo el grupo (o casi, todos todos nunca) pasábamos a vernos de “Bella en Bella”. Era norma no escrita hacer todo lo posible por estar en la Bella allí.

Lejos quedaron los mejores tiempos. Esos en los que pasábamos las fiestas enteras “de juerga” que llegábamos a tocar la diana y a comer churros…

Aún más lejos esos tiempos con mi prima bailando delante de las orquestas…

Mucho más lejos esas fiestas de la mano de mis padres a montarme a los cacharritos y a comprar papeletas en la tómbola el Rocío.

Desde muy pequeña estaba deseando ir, porque eran las ocasiones que tenía para montar en los cacharritos. Iba con mis padres, y me encantaba montarme en el Tokito (la montaña rusa de los niños) y en el tren de la bruja. Ahí me montaba con mi padre, y siempre les quitábamos un montón de escobas. La primera vez que me monté sin él, me daba rabia no poder conseguir escoba.. pero la conseguí yo sola XDXD. A veces también me montaba en los coches tope, a veces con mi padre, otras veces “contra” él, y otras sin él.
Al irnos mi padre SIEMPRE compraba unos boletos en a tómbola el Rocío, nunca tocó nada… solo una vez un loro (que aún sigue en casa… estaba en casa de mi hermana, pero me lo llevé a la mía). Cada día comprábamos unos sobres y nos poníamos delante a abrirlos mientras escuchábamos al abuelo preguntar “la tostadora o la caja” (o la “borza” o lo que tocara ese año para elegir..) a mi madre le ponía de los nervios, pero a nosotros.. nos parecía parte de las fiestas. Eso es algo que he seguido haciendo… cada vez que voy aunque sean 3 euros… tengo que comprar. Cuando subíamos, a veces, mi padre tiraba unas monedas a los puestos de los turrones (yo siempre decía que en agosto no apetecían tabletas de turrón, pero a él le gustaban).
Muchas veces al bajar hacíamos una parada en el casino (siempre me pregunté por qué era el casino, si era un bar normal, no recuerdo ni tragaperras… aunque existe la posibilidad de que estuvieran por dentro), donde siempre había algún amigo tomando algo y nos quedábamos allí un rato, o hablando con los dueños que eran amigos. Por allí siempre nos encontrábamos a algún (o muchos) primos y nos parábamos en medio de la calle media hora. (Cosa que también pasaba cuando iba con mis amigos)
La verdad es que no recuerdo ir con ellos a las casetas.

Con quien iba a las casetas era con mi tía. Ya un poco más mayor, entre 10-13 años (supongo). Me bajaba a la caseta “de los viejos” con mi tía, y allí siempre estaba mi prima Sara Camacho con sus padres y abuelos. Allí también nos juntábamos con su prima Mary Carrasco Rodriguez. A veces estaba Bella Mari, o Mari Bella, o Bella (si, originalidad en los nombres… la verdad creo que nunca las diferencié). Una vez nos reuníamos, nos íbamos a bailar como locas a la primera fila delante de la orquesta. Lo bailábamos TODO. Aunque los pasodobles y tal nos aburrían un poco, pero los “follow the leader” el “paquito” y todos los grandes éxitos de las orquestas de los 90… lo partíamos, y comentando si el cantante era guapo o feo o si nos miraba. Ahí si que quemábamos los zapatos. Y no voy a negar que no fueran las fiestas más divertidas. (Las anteriores eran las mejores porque eran con mis padres de niña. Las posteriores eran las más “aprovechadas” porque eran las que pasaba con los amigos sin hora de vuelta… pero divertidas… no nos lo pasábamos tan bien. Cada cosa tiene su época).
Si teníamos sed nos acercábamos a la mesa de los mayores… y volvíamos a bailar. Nos enfadábamos bastante cuando nos decían que teníamos que ir… que lo mismo eran las 3-4 de la mañana, pero nosotras queríamos más!!!

A partir de ahí… casi podría nombrarlas por años…
En el 2000 estaba Sara Bravo allí… y… pufffff… esa también podría estar en las que mejor me lo pasé!! Ese fue el año en el que empezaba a conocer a los amigos de mi prima, técnicamente les conocí, pero recuerdo poco con ellos. Recuerdo estar con Sara en la caseta (ya en la de la juventud) bailando como si no hubiera mañana, con mis pantalones verdes militar y mi camiseta jipy verde de la luna. Cuando sonaba el “Mambo number 5″ nos convertíamos en la sensación de la caseta las dos madrileñas. Ese año estando en los cacharritos, en los coches tope (sede mundial del ligoteo pueblerino) se acercó a mi amiga Sara “el gilipollas” que después pidió a mi prima que nos presentara cuando estábamos en el Flipper… (gilipollas que al final fue mi primer beso unos meses después… XDXD). Y que al día siguiente nos fuimos a encontrar mientras buscábamos como locas una cabina de teléfono para llamar a nuestros padres… y le preguntamos dónde había, cuando estábamos justo delante de una cabina, y nos quedamos preocupadas que pensara que había sido solo por hablar con él.
Ese año fue el primer año que estuvimos con más libertad, solos, con 15 años bailando y divirtiéndonos de verdad (no como se divierten ahora con esa edad).

En el 2001 fue las primeras fiestas que de verdad disfruté con el grupo de amigos. Ese año estaba también mi primo Stbn Gr Blzqz… y nos pasamos las fiestas de “primoooooooooooooo” con Tenorio y con Contre… Chorrinca estaba en ese momento también, pero era más rancio (estábamos en la época en la que nos odiábamos un poco). Esas me lo pasé pipa también, nos montamos en la noria y todo. Estaban por ahí el Pyro, el sevi… además del Verano… y ese año tocó a Oliver también…
Ese fue el primer año que lloré desconsolada al irme a Madrid después del verano. Me lo había pasado tan bien con ellos… que no quería… me pasé todo el camino llorando.

Del 2002… fueron las primeras fiestas a las que vino Juan. Estaba también mi primo Estebuch y todo el grupo. Recuerdo que ese año, el día de San Roque, nos fuimos al garaje de los Contreras (lo que hoy es el zampuzo) y mi primo hizo de master en una partida de rol de D&D. ¡¡Les quisimos hacer frikis!! Ese año estaban también Pako (que llevó un personaje de un elfo ladrón, y para mí durante muchos muchos años fue “elfo ladrón” porque no sabía cómo se llamaba XDXD), Leo, Alberto primo, Alberto “hermano”… yo ese día no jugué, me pasé la noche haciendo dibujos de los personajes. Juan llevó un enano con un hachar, y recuerdo también haber dibujado a Tessa (la elfa maga que tenía la figurita).
En esas fiestas si que partimos la pana. Esas creo que son las que fueron las mejores del grupo… estábamos todos… pasamos mucho tiempo en la zona de los botellones, pero también en la caseta bailando… ese fue el año que fuimos a tocar diana (lo bien que lo pasamos!!!!) y a tomar unos churros después… ya después de haber amanecido. Llegamos a casa a las 9 y algo el día grande.

En 2002…en ese año ya no fue lo mismo, ahí empezaron a no molar tanto, estábamos casi todos, pero ya estábamos en la universidad, no todos iban todos los días, o ya era una edad de no salir de los botellones casi… o pasar demasiado tiempo ahí.

No sé si ese fue el año en el que tocaban los caños (o el siguiente…) y que estábamos en la caseta… y según anunciaron el concierto, me crucé la caseta entera llena a reventar en menos de lo que ellos salían al escenario… con Javi por detrás pidiendo perdón a todos los que yo empujaba para salir, yo me escurría y era él el que se los encontraba de cara, a algunos les llegué a decir que él estaba embarazado, que se apartaran, y yo aprovechaba la reacción para escabullirme, y cuando conmutaban lo que decía… él se los encontraba de cara XDXD.
Esos años yo me desesperaba… porque algunos quedábamos arriba… y tratábamos de bajar juntos a la zona de fiestas… pero tardaban horas (no, no exagero, horas, literalmente….) porque entre que andaban lento, y se iban encontrando gente y se paraban a hablar… según soltaban a uno cogían a otro sin avanzar (si había suerte dábamos unos pasos).Encima era gente que yo no conocía el 99% de las veces, por lo que no me quedaba otra que ponerme a mirar al tendido con ojos de cordero degollado, viendo la meta tan cerca y tan lejos a la vez…
De ahí en adelante, tomaron la tónica de juntarnos todos en la zona de botellones, echar las horas allí, y de vez en cuando Juan y Sara, Mendez, Juan, Javi y yo nos íbamos a la zona de los cacharritos a dar una vuelta, a la caseta, o a ver alguno de los conciertos.
Después pasamos unos cuantos años a estar en la caseta de la juventud bastante rato.

Creo que 2006 fueron las últimas en las que nos juntamos un grupo grande a la vez…


Y ya de ahí, las fiestas como tal cayeron… y para nosotros también. Dejamos de juntarnos todos, para acabar quedando solo con Méndez, Juan y Sara y allí encontrarnos con el Chorrinca, o cruzarnos. Ya pasamos a sentarnos a tomar algo en la caseta, dar una vuelta rápida… y a bajar porque no podíamos no estar en las fiestas. Y porque, sin saber como, eran las únicas veces en las que podíamos coincidir con ellos.

Los dos o tres últimos años bajamos ya en vaqueros, con mi hermana y familia a dar una vuelta, a saludar a los primos en la caseta, monear un rato y a casa.

Pero estábamos. Año tras año. Boleto de la tómbola el Rocío a boleto… (de ahí nos encaprichamos de la wii…)

A parte de todo esto.. las fiestas de la Bella tenían otro asunto: la “moda Bella”. Sobre todo cuando era pequeña… las fiestas eran los momentos en los que las leperas se emperifollaban todo lo que podían… y con un gusto… y un estilo… que hacíamos concursos a ver quién veía el conjunto más horroroso, la peor combinación… hacíamos rankings y dibujos. Parecía que se vestían con las cortinas del salón. Unos verdaderos horrores… Otro año se puso de moda el “modelo morcilla” (eran unos vestidos rojos, rosas o morados, de tubo, con goma elástica en el pecho, cintura, cadera y pierna… que sumado a que no estaban muy en forma… parecían todas chorizos o morcillas…) Los peinados… los maquillajes… los zapatos… Hubo unos años en los que parecía que mejoraba la cosa, pero la tendencia estaba volviendo… estos años hemos vuelto a ver modelos dignos de “Horror de la moda Bella 2016″. Este año no veré cómo está la cosa….

Lo de los carritos de bebé era otra cosa incomprensible… cómo podía haber tantos… y cómo se metían en esas marabuntas con ellos…
Y algo que he heredado de mi padre… es el “san roquismo”. Siempre nos quejábamos de que la procesión de la Bella era muy multitudinaria, allí se congregaba todo el pueblo a verla. Se tiraba más de 6 horas para recorrer cuatro calles… llenaban el manto de billetes, gritaban “Bella ¡guapa! Bella ¡guapa! Bella ¡guapa, guapa y guapa!” (y nosotros siempre hemos pensado que es fea con ganas)… pero san Roque al día siguiente… iba casi solo.. corriendo, que como te despistaras ya lo habían guardado cuando llegábamos. Mi padre siempre prefería a San Roque, y yo también. Además… San Roque va con un perrito.
Y.. 32 fiestas de la Bella son muchas. Toda mi vida… Y hoy… mientras mi Lepe está en fiestas, Merche cantando (que ya estuvo allí… y nosotros viéndola)… yo estoy en Madrid muerta de asco, con un nivel de morriña y ñoñería a límites peligrosos… Casi todas las noches del 14 de agosto las he pasado allí, solo una o dos me ha pillado aquí para salir el 15 por la mañanita… pero nunca he dormido el 15 en otro sitio que no sea mi Lepe con las fiestas de fondo. Un año faltó poco, me quedé un par de días con mi hermana y volvimos el 17.
Son cosas de la vida… y volveré, aunque no este año.. y es una chorrada… pero… si que duele no estar en mi tierra con mi gente. Aunque mañana vaya a ver jugar a la selección. Crecer es un asco. No crezcáis… ¡¡es una trampa!!

Pero espero pasar allí otra fecha que he pasado siempre allí (excepto puede que una vez… que volvimos después de fiestas… pero no tengo recuerdo de haberlo estado en Madrid… aunque si debía estar).Mi cumpleaños… espero que esa pueda ser. Aunque creo que es más un sueño…
Volveré…

Fiestas de la policía de peque

Oct-2-2016 By coyote

Cosas que aparecen… de las fiestas de la Policía…
¡¡qué bien me lo pasaba con mi padre!!