Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Interesante de nuestros patrocinadores

Hoy en el metro me han tocado las narices como hacía tiempo… Me cabrean muchas cosas, y hoy se han juntado unas pocas. Es que… me veía montando en cólera y líandola…

Ayer salí del trabajo con la rodilla… que parecía la barriga de homer simpson de lo hinchada que estaba, no podía apoyar y me moría de dolor.. No me fui a urgencias porque si iba… me iban a dejar y no me apetecía… con san ibuprofeno, san hielo, nuestra señora de la venda compresiva y un poco de dolor autoprovocado esperaba que fuera suficiente…
No ha sido la panacea, pero por lo menos hoy la rodilla tenía un tamaño casi normal y podía andar, aunque cojeando bastante… pero por lo menos algo podía…

Pues así, me ha tocado ir en metro (si, dos meses y 10 días y sigo sin coche… y lo que me queda…) cojeando. Me he subido con mi rodilla con un vendaje (además se ve, las vendas son rosas fosforitas) y cojeando.. pero bueno… En la siguiente estación se ha quedado un asiento libre y me he sentado. Pero… en la siguiente se ha subido un abuelito que tendría 90 mínimo. NADIE se ha dignado a cederle el sitio, así que coja yo, le he dicho que se sentara en mi sitio… Pues bien, en lo que el señor ha tardado en llegar al sitio, se había sentado una… Y la he dicho, “perdone, pero es que el sitio se lo he cedido a este señor” y me ha empezado a gritar y a insultar, llamándome de todo.. lo más bonito ha sido “hija de puta”. Ojiplática me ha dejado… pero por lo menos se ha levantado. Cabreo 1 con la tía esa. ¡¡Maleducada!!
Pero es que el señor ni se ha dignado a darme las gracias. Lo primero por levantarme (y más estando coja) y luego por “defenderle el sitio”. Nada. Cabreo 2 con el señor¡¡Desagradecido!!
Me han dado unas ganas de mandarles a la mierda y no volver a ceder el sitio, o volverme a sentar y calle. Pero es que nadie más ha dicho nada o han cedido su sitio… Pero bueno…

EL caso es que llego a la estación en la que tengo que hacer el transbordo. Voy cojeando por los pasillos, con mi mochila (bueno, lo de cojeando da igual… pero… ) Y ha venido una tía y me ha embestido literalmente que me ha empotrado contra la pared. Y ni un “perdona”. ¿¿perdona??? Vas con prisa, vale, lo entiendo. No miras por dónde vas.. bueno… pero de ahí a embestir, empotrar contra la pared… ¿qué menos que pedir perdón????? Cabreo 3 con esta. ¡Desgracia!

Ya he salido con una mala lecheeeeeeeeeeeeeeee… pero.. al final el viaje ha merecido la pena (momento vieja verde). Cuando salía en la estación del curro… justo entraban dos policías nacionales de uniforme que… ¡¡¡madre miaaaaaa!!! Si no hubiera ido en metro no les habría visto. Y para decir que el viaje ha merecido la pena a pesar de todo… XDXD (¿Por qué nadie me ha tocado las narices en esa estación para que tuvieran que acercarse????? XDXDXD)
En fin. Asco de metro!!!