Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Interesante de nuestros patrocinadores

Está luchando.

Mar-18-2012 By coyote

Anoche fue una noche bastante mala, pero… por lo menos pude sacar algo positivo: Lucha muchísimo y no se rinde a pesar de ver que no puede, ahogarse, ponerse nervioso y ver que todos le decimos que no puede. Pero sigue luchando. Es un luchador. Incluso volvió a sacar el genio de antaño. Eso… es positivo, es la actitud. Ojalá sirva.
Fue una noche dura y difícil… y a pesar que piense que es positivo lo hizo muy difícil. Confío en él.
Tu puedes. :D . No te rindas y por favor, no dejes de luchar.

¡¡REYES!!

Ene-21-2011 By coyote

A pesar de haber pasado casi toda la noche despierta, desvariando, pensando que los Reyes iban a pasar de largo.. no lo hicieron, debieron aprovechar el ratín que me dormí..

(Así estaba nuestra casa al despertarnos)

A mis 26 años sigo creyendo en ellos, y seguiré haciéndolo siempre. Mi chico puede dar fe que soy como el Grinch, odio las navidades, me parecen las fiestas del consumismo y de la hipocresía, lo he dicho muchas veces… y las que me quedan. No creo en que sólo por ser navidad tengamos que ser felices, amigos de todo el mundo y reunirnos con la familia. Reunirse con la familia no siempre es bueno. Estas son las fechas en las que se reciben más llamadas sobre conflictos en casa: juntar las familias solo saca la mierda y si se le suma un poco de alcohol… apaga y vamonos. Y eso si no falta alguien, en cuyo caso es una fiesta MUY triste. No es feliz en ningún caso.

Pero Reyes… para mí es diferente. Sí, es una fecha clave para el consumismo, los centros comerciales la tienen en rojo… pero lo yo lo veo como un consumismo diferente, uno que sí que hace feliz. Yo soy de esas personas que prefiere regalar a que me regalen. Soy de las que eligen los regalos como si fueran para mi, tanto que muchas veces me compro lo mismo para mí. Generalmente soy ahorradora, apenas gasto y nunca en chorradas, pero en Reyes… todo para los míos es poco. Es diferente porque regalas a los que realmente quieres, y lo haces porque quieres. En mi familia nos encanta regalar, pero no demasiado que nos regalen porque si, así que es el momento, momento de agradecer y demostrar que los quieres dandoles algo comprado con eso que has ahorrado limitándote de otras cosas. Eso para mí es Reyes: dar a los demás lo que tu has evitado gastar.

Pero no solo me gustan los Reyes por los nervios de ver las caras de los míos al abrir los regalos. A veces, realmente me cuesta no dar los regalos en cuanto los compro. Me tiro mucho tiempo envolviéndolos… y vale, siempre me compro algo a mí porque a pesar de eso y de que no me guste demasiado que me regalen cosas… una de mis “peores” pesadillas (sobre todo de pequeña, tenía pánico… ni al coco ni nada… a esto que voy a decir) es levantarme el día de Reyes y que mis zapatos estén vacíos.
De pequeña los limpiaba siempre la noche del 5… y los de mis padres también, por si contaban los méritos de última hora… Y desde que compro regalos me pongo algo a mí. Sigo teniendo miedo a levantarme y ver mis zapatos vacíos.

Pero hay una cosa que siempre ha coincidido desde que los compraba en las tiendas de 20 duros hasta ahora que los compro… en los chinos… jajaja, no, kidding, los compro donde hagan falta, bueno, que lo que coincide es que siempre me gasto una pasta, en proporción claro (no la misma “pasta” cuando tenía la paga a cuando tengo el sueldo de mierda que tengo… jajaja, ni lo será cuando me toque el euromillón).

A lo que iba, no solo me gusta por regalar, ni que me regalen. Sino porque CREO en ellos. CREO EN SU MAGIA. No me da vergüenza decirlo. Sigo ilusionandome con cada cabalgata, cada noche del 5 de enero estoy nerviosa… ¿Por qué creo? Porque les he visto. Varias veces. Y no me refiero a verles en las cabalgatas, o recogiendo cartas. Les he visto en casa. Sí, ya se que suena a que estoy loca, pero es cierto. Quizá lo este, pero… ¿no son los locos quienes mueven el mundo y los que llenan la vida de color? A pesar de haberlos visto, no me quedé sin regalos. Ellos no se dieron cuenta: son mágicos, pero yo también. Aunque lo que si que recuerdo es el pánico al verlos, la mezcla entre la emoción y el “¡los he visto! Si se han enterado me quedo sin regalos!!!” y toda la noche más atacada aún por si se daban cuenta. Si se daban cuenta se convertían en carbón, y despertarme y ver mis zapatos vacíos rodeados de carbón… que aún me pongo nerviosa y todo. Pero además de ese pánico… la alegría que sentí, la ilusión que sentí… la magia que sentí… no me lo quita nadie, es como ver un unicornio.

Les vi un par de veces, o tres. Una vez los vi salir de mi casa por la puerta del jardín, yo estaba en la habitación de mis padres (casi todas las noches de Reyes las pasaba en la cama de mis padres, de puros nervios, además, cuando no me puedo dormir, me doy la vuelta en la cama: pongo los pies en la almohada y la cabeza donde los pies) y así estaba cuando saqué la cabeza para respirar, miré por la ventana y… ¡¡ahí estaban!!
Otra vez los ví en el salón de mi casa, que yo me levanté a hacer pis, me asomé y era como una nube… como si hubieran parado el tiempo… así es como recorren todas las casas, supongo, creando una nube a su alrededor y parando el tiempo… en cuanto ví y sentí la nube… y a ellos… me volví a la cama corriendo… y no tuve que hacer pis, ni me desperté hasta la mañana para ver los regalos… Y creo que en casa otra vez.

Pero volviendo a la actualidad. A pesar de estar despierta toda la noche, no pasaron de largo, y como siempre se portaron de maravilla. Me trajeron: dos juegos de Bleach para la DS (¡qué sorpresa! Si ya me lo había pasado casi… jajaja), un cinturón (que ya se me ha roto), una pulsera y un llavero de la triqueta (comprados en Cebreiro), una funda para los juegos de la DS, un saquito térmico para mis dolores… (todo esto sorpresísisisisisisima jajaja). Pero también algo que no sabía qué era: una pulsera PRECIOSA de ónix y plata… preciosa no, más aún, además como es negra si que me la puedo poner más, porque no es algo muy ostentoso.
También trajeron para la casa una estantería para el baño. :P
Pero hubo más cosas, una caja de estas que están de moda con experiencias… nos tocó la de comida, tenemos para elegir un menú degustación de todo tipo de cocinas por toda España, un bote de aceite de lavanda que “gole” de maravilla, calendarios con las caritas de mis sobrinines, unos calcetines con dedos de gatitos, unos guantes con los puntos de reflexologia de mano, una bolsa de esas que se guardan pa que lleves la compra de un gato negro… Un reproductor de dvd y la película de shrek, una muy buena ayuda económica (pa un armario ¡yupi!) [Ahora que lo publico lo leo y digo ¡¡ja!! Pal coche bonita, qué ilusa.), un exprimidor, por fin llegó el microondas, y luego creo que será la mesa del comedor plegable. O una ayudita por lo menos (jal payo). ¡Ah! Y también un espejo de un sol y una luna y una vaca que sirve para meter las bolsas de plástico (cosa más útil, es una monada y muy útil porque anda que no abultan las desgraciás de las bolsas…jajaja).
Vamos, que no me puedo quejar PARA NADA de los Reyes. Si es que nunca me fallan.

Y estos son todos nuestros regalitos (bueno, falta el cinturón que mi chico llevaba puesto :D )