Alucina Vecina

Siempre me dijeron que mi vida era para escribir un libro… ¡Ahora es un blog! Entra, flipa y comenta

Interesante de nuestros patrocinadores

Soy una persona que cree en “el karma”, el destino o como se quiera llamar… soy de la filosofía del “si algo tiene que pasar, pasará”, del “todo sucede por alguna razón”.. y de las que se fían del instinto y de las señales de qué se puede hacer y que no… Pero hay un evento que llevo meses esperando… (de hecho ya estoy esperando también el del año que viene, y el del otro… ) que parece que esta gafado… y empiezo a preguntarme hasta qué punto son contratiempos… o si ya son señales de ir en contra de los avisos que se están dando.
Los disfraces y complementos que vamos pegadísimos (aunque ahora más contenta, porque ya tengo una gran parte hecho… pero… ) que hemos intentado quedar millones de veces y han ido pasando mil cosas que no hemos podido quedar…
Después que nos van a cambiar el lugar, (al parecer han confirmado que se va a celebrar, aunque no sabemos donde, porque donde iba a ser… lo han clausurado… así que nada, fuera) que a ver donde nos meten, porque donde se rumorea… es MINÚSCULO y eso si que va a tener problemas de seguridad…
Además… es posible que nisiquiera pueda ir, porque es probable que me surja algo MUY IMPORTANTE el día anterior y que me impida poder ir. Aunque si que me gustaría pasar algún día aunque sea un rato…
Entre otros pequeños detalles, de fechas, curro, entrenamientos, historias…

No sé cómo interpretarlo. No sé cuántas señales más esperar, o poner puntos por importancia.. Cuando plantarme y cuando decir “hasta aquí”. Pero tengo muchas ganas de ir. Al año tengo dos eventos marcados en el calendario en la sección de “imprescindibles”. No quiero perderlos. Además… son un agujero en el mundo real, un momento en el que todo es genial.
Y ahora, preparando los disfraces… hoy me he pasado la tarde entretenidísima, el tiempo pasa volando… Me encanta, aunque no me encanta ver que mañana es domingo… y que el lunes esta ya aquí otra vez.. con otra semana… AAARRRRGGGGG